miércoles, mayo 02, 2007

"Ventanales"

"Jamás pensé enfrentarme a la soledad entre estas cuatro paredes que encuadran mi
lecho.
Una luz de vela que parece bailar por la escasez de aire. Huellas de alguien que
abandonó este espacio colorean, como garabatos, las paredes viejas, desteñidas de grises y
oscuros colores, agretiadas por el paso de los años.
Dos durmientes sostienen el techo custodiando, como testigos del tiempo, lo que
hago, lo que digo lo que dejo de hacer y, por qué nó, hasta lo que pienso.
Una ventana hacia un mundo grande, complicado y conflictivo que me hace pensar en
lo que realmente estoy buscando.
Una ventana que se abre hacia adentro y qué, elevada, se muestra como gigante.
Cerrada, vigilante del más secreto tesoro.
Más allá, entre pasillos angostos y mal trazados está la calle. La calle transitada
por carros que marchan sin un rumbo concreto. La calle que asusta, que intimida mis intentos de seguir caminando.
Yo, hermetizado en este espacio, al que llamo mi casa.
Peleo conmigo mismo por querer acostumbrarme a este lugar. Rechazo. Respiro. Pienso
en lo que tuve, añoro lo pasado, sin embargo busco entre mis manos el futuro
que parece, ausente, confundir mis sentidos. Me detengo. Pienso. Pausa. Silencio
mis sentidos que a gritos quieren mostrarme algo.
Quizás no quiera sentir para no tener que confrontar los pensamientos. Pensamientos
que tuve, que parecen no estar, que parecen no estar. Que se esconden detrás del dolor de viejas heridas que sublevadas, quisieran despertar en mí.
Anhelo lo pasado, lo pienso e intento sostenerme en viejas sensaciones perdidas, como los postes dormidos que sostienen mi techo.
Y pienso, sigo pensando, como inherte materia en el espacio. Me detengo y observo
cada rincón, cada esquina que limita mi mundo y me veo a mí mismo entre mis cosas,
mis pertenencias, mi ropa, mis zapatos, mis libros, y la memoria que intenta
borrarse de mi mente como se borra la tinta en un papel viejo y manoseado.
Quizás la confusión de mis recuerdos entre lo nuevo por enfrentar ahuyentan mis
pasos, asustan mis intentos de seguir adelante y pretender que todo está correcto.
Miro la doble llama encendida de la vela y pareciera por un momento que las lágrimas que corren cuentan una historia, un sufrimiento, como escapando del encierro constante de no poder expresar lo que quiero.
Me confieso, me digo a mí mismo que este lugar pareciera reflejar mi presente, como
el espejo roto apoyado entre estas oscurecidas y altas paredes.
Testigo enrejado que intenta mirar hacia adentro. Me asusto, no dejo que nadie se
asome, apago las luces, se entristece mi cuarto, escondiendo las huellas, limitando
mi tiempo.
Lluvia, gotas de sal que expresan dolor. Se escucha el soplido del viento visitando
el umbral de mis días. En silencio, la cera cilíndrica que se destiñe de colores
amarillos, prende la ilusión de poder mirar hacia afuera, de poder sentir el aire que traiga
vida. Por momentos mi mundo me atrapa, me encierra, me envuelve.
Se desarma en mí esta ausencia de palabras que agrietan mis recuerdos. Y miro hacia
arriba e imagino un cielo, imagino que escapo de esta frontera que limita mi vuelo."
Benjamín


Etiquetas:

14 Comments:

Blogger Carlos Paredes Leví said...

Buen inicio, Benjamín, y espero que nuestros comentarios te animen a seguir por esta senda de la escritura.
Sobre el texto en sí, acudió a mi mente una frase del gran Elie Wiesel:
"Dios está en el silencio".

Un abrazo.

11:20 p.m.  
Blogger ojo humano said...

¿ Te pasa eso o es pura imaginación?
Está bien bueno, para mí un tanto largo, recuerda que tengo un ojo malito todavía, pero empeño le hago a leer todo.

Aquí va la dir. de tu cuento
http://definitiva.blogspot.com/2006/08/100-palabras-de-benjamn.html

1:06 a.m.  
Blogger benjamin1974© said...

Carlos,
gracias. Si, la verdad es que leyendolos me contagia.
Si, D-s esta en todo momento, gracias.
Un abrazo

Ojo humano,
Hummm, "miti miti" como deciamos en Argentina cuando eramos chicos. Tiene un poco de todo, al fin y al cabo escribimos desde las vivencias, por lo que creo que todo se entremezcla. Se que es un poco extenso, perdon ahi. Gracias por el vinculo y espero que lo del ojo este mucho mejor, hasta la sanacion completa.

Saludos "T". Cuidate.

5:31 a.m.  
Blogger pietrapómez said...

Jo, Benja...me he quedado un tanto meláncolica tras leer este texto...me gustó mucho. Respecto a la extensión, creo que a veces se necesitan muchas palabras para lograr transmitir una sensación fugaz

6:55 a.m.  
Blogger benjamin1974© said...

Pietrapomez,
sinceramente escribir es algo que hago, no tan seguido como antes pero lo hago. Lo que pasa es que a veces es un tanto personal y me da "cosa" publicarlo. Gracias.

7:06 a.m.  
Blogger pietrapómez said...

Pues que no te de! Esa sí que es una buena terapia (y gratuita, además!)

7:50 a.m.  
Blogger benjamin1974© said...

verdad, y hace bien!

8:46 a.m.  
Blogger pietrapómez said...

Ya te envié el cuento: a ver si te gusta!

9:08 a.m.  
Blogger Esther Croudo Bitrán said...

A mi me encanta escribir....luego leeré tu texto lo primero que quiero es saludarte y ver como estas.

Y veo que has cambiado el look de tu blog (página)...me alegro y también de las muchas visitas que tienes.

Un abrazo desde Chile

10:26 a.m.  
Blogger benjamin1974© said...

pietrapomez,
si ya lo lei, lo voy a poner en otro post. Gracias.

Esther,
Gracias por visitar. Tanto tiempo!!!
Estamos en contacto, tengo mucho musica por si te interesa.
Saludos

10:43 a.m.  
Blogger Annie said...

My hand is definitely raised!

7:38 p.m.  
Blogger benjamin1974© said...

Annie,
Good to know then!
Gracias por visitar...

8:04 p.m.  
Blogger Sebastián said...

Me había salteado este texto en mi etapa de desenchufe blogosférico.
Bueno, transmiten mucho estas palbras, me quedó ante todo una sensación de encierro, de estar atrapado. De sentirse pequeño, encogido por la confusión.
Quizás haga falta un nuevo comienzo con los ingredientes adecuados. Quizás esa sensaciones sean señales de que estás en la búsqueda y hasta no encontrar lo que te haga sentir bien no vas a acostumbrarte o conformarte.
Un abrazo.

1:42 a.m.  
Blogger benjamin1974© said...

Si Seba, me senti encogido y confundido, adeams de que el lugar donde estaba era la verdad muy feo y deprimente, a tla punto que llegue a compararme interiormente con lo que me rodeaba.
Ahora, en mi nuevo apartamento todo esta mejor. Lo que paso fue una etapa de pruebas, de arraigo, de soledad tambien. Ahora quizas sigo lidiando con lo mismo pero desde otro punto... No se, yo tomo en cuenta todo lo que me rodea y todo influye en mi vida, desde lo pequeño hasta lo mas importante, y cuando estas me "down", quizas se aflore mas y por eso me exprese de esta manera.
Gracais por comentar.
Un abrazo.

1:06 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home